En nuestros más de 25 años de experiencia hemos observado que la inmensa mayoría de las lumbalgias que acuden a nuestro Centro de Fisioterapia suelen presentar dos tipos de cuadros sintomáticos bien diferenciados.

Lumbalgias de predominio muscular

Este tipo de lumbalgias se caracterizan por presentar un dolor generalizado en toda la región lumbar, sin focalización del mismo ni claros puntos dolorosos. En este tipo de dolores lumbares predominan las contracturas y el mejor tratamiento es el MASAJE como principal terapia, acompañado de estiramientos, termoterapia profunda (microondas u onda corta) y, en ocasiones, electroanalgesia.

Lumbalgias de origen vertebral

Las lumbalgias de este tipo suelen caracterizarse por la ausencia de contracturas importantes; las que hay, suelen ser muy leves y desaparecen enseguida. Por lo que, en estos casos, el masaje tiene una eficiencia muy limitada.

Estas lumbalgias suelen cursar con dolor localizado en la columna. (El paciente lo refiere como pinchazo en el centro de la columna, profundo, no localizable a la presión con los dedos). En otras ocasiones también refieren un dolor forma de cinturón fino.

En este caso, el origen del problema está en la columna, generalmente por algún proceso degenerativo asociado a disminución de altura de los discos intervertebrales y las alteraciones que ello provoca (pinzamientos, hernias discales, retracción de partes blandas…).

Pues bien, en nuestro Centro de Fisioterapia hemos observado la tremenda eficacia de la TRACCIÓN LUMBAR INTERMITENTE para este segundo tipo de lumbalgias, las de origen vertebral, con un dolor localizado en el centro de la columna lumbar baja y ausencia de contracturas importantes, en las que el masaje (nuestro gran aliado) suele ser poco efectivo en estos casos.

Con la tracción lumbar Intermitente, acompañada de ultrasonidos, termoterapia profunda y electroanalgesia, se suele conseguir una mejoría muy importante desde la primera sesión. eliminado casi por completo el dolor localizado de la zona lumbar (principal sintomatología) y siendo necesarias pocas sesiones para hacer que el problema desaparezca por completo.

  • Si tienes este tipo de lumbalgia, llámanos y prueba la tracción lumbar intermitente: te va a encantar.
  •  Y si sufres otro tipo de lumbalgia, también puedes llamarnos; seguro que podemos hacer algo para mejorarla.

Samuel Anciano Campo

Fisioterapeuta

Abrir chat