Pilates y fisioterapia

Aunque el método Pilates fue diseñado por Joseph Pilates a principios del siglo pasado, no se ha introducido de lleno en nuestro día a día hasta hace unos pocos años y, tras demostrar su efectividad, ha venido para quedarse mucho tiempo…

Hace unos años, cada vez que un paciente acudía a nuestros Centros de Fisioterapia con problemas crónicos de columna, el paciente se iba con la recomendación de que “hiciera natación para fortalecer la espalda”. Pero desde hace poco, la recomendación ha cambiado a “usted debe hacer Pilates para corregir su postura y fortalecer su columna”.

Originariamente, Joseph Pilates llamó a su método Contrología, ya que exigía al paciente que con su mente controlara su cuerpo, y eso es exactamente lo que hace de Pilates un método muy útil en una sociedad sedentaria y llena de malos hábitos posturales.

En la actualidad es muy frecuente ver en nuestros Centros de Fisioterapia pacientes de todas las edades, cada vez más jóvenes, con problemas de columna que aparecen cada cierto tiempo, sobretodo de la zona lumbar, lo que generalmente es diagnosticado como LUMBALGIAS CRÓNICAS.

La mayoría de esos problemas de espalda están provocados por debilidad de los músculos que la protegen que, acompañada por malas posturas y malos movimientos que realizamos de forma habitual en nuestro día a día cuando nos sentamos, agachamos, mantenemos de pie o cargamos algún peso, terminan por PROVOCARNOS UNA LESIÓN EN LA COLUMNA.

Para Joseph Pilates la zona inferior del tronco (zona abdominal y lumbar) era la más importante y la identificó como el Power House, la “Casa del Poder”, la zona más importante del cuerpo a partir de la cuál nacían la mayoría de los movimientos que realizamos. Por eso, aunque el método Pilates tonifica y protege toda la columna, lo hace más específicamente con la región abdominal y lumbar.

Y si el Método Pilates lo COMPLEMENTAMOS CON LOS CONOCIMIENTOS Y EXPERIENCIA DE FISIOTERAPEUTAS bien formados, hacen de él LA SOLUCIÓN DEFINITIVA para todas aquellas personas que sufren DOLORES DE COLUMNA CRÓNICOS.

Nosotros, como Fisioterapeutas, conseguimos esta protección reforzando constantemente tres mecanismos de acción:

  • CONTROL PROPIOCEPTIVO: durante las clases de Pilates exigimos constantemente al paciente control sobre su propio cuerpo, lo que le obliga a sentir y conocer las posiciones que adopta y los movimientos que realiza.
  • CORRECCIÓN DE LAS POSTURAS DAÑINAS: una vez que el paciente siente y controla cada parte de su cuerpo, le indicamos las posturas y movimientos peligrosos y se los corregimos.
  • TONIFICACIÓN Y ELONGACIÓN MUSCULAR: por último, se repiten una serie de ejercicios en esa posición corregida para fortalecer la musculatura protectora, flexibilizar las zonas más limitadas y afianzar el control sobre nuestro cuerpo.

Cuando alguna persona sufre un problema crónico de columna (especialmente lumbalgias) suelen tener debajo una patología que las provoca, diagnosticada o no, y por eso pensamos que los profesores de esas clases, deberían ser especialistas de la salud, y los mejores en este caso son los FISIOTERAPEUTAS.

Nosotros, además de impartir clases de Pilates, tratamos habitualmente este tipo de patologías de columna, lo que hace de nosotros los profesores ideales del Método Pilates.

También pensamos que para que el Método Pilates sea efectivo, es necesario que el Fisioterapeuta sea capaz de controlar y corregir a todos los pacientes/alumnos constantemente. Por eso siempre contamos con un NÚMERO REDUCIDO DE PACIENTES POR CLASE.

Y si a todo esto le añadimos el hecho de que nuestro Centro fue pionero en el Método Pilates en nuestra comarca, nos convierte en el Centro con más experiencia y hace de nosotros el lugar perfecto para impartirlo.

Samuel Anciano Campo

Fisioterapeuta

 

Abrir chat